Main Menu

Alerta animal. Una ONG que lucha por sus derechos

Read Carefully

Humane Society Internacional trabaja con la industria alimentaria del país y su cadena para lograr el bienestar de estos seres vivos.

Humane Society International (HSI) se enfoca en temas relacionados con la protección animal en el mundo y considera que la compasión hacia estos seres vivos es una condición humana natural indistintamente de la cultura, la situación económica o el sistema político. HSI se creó en 1991, como el brazo internacional de The Humane Society of The United States (HSUS), y está presente en la Argentina desde enero de 2017.

La entidad ha puesto la mira en la industria alimentaria de nuestro país -productores de huevo, cadenas de restaurantes, procesadoras, hoteles, y empresas de servicios del rubro- en la adopción e implementación de políticas y prácticas libres de jaula para huevo. “Estamos promoviendo la transición de sistemas de confinamiento de gallinas ponedoras de huevo en jaulas en batería, que es una de las prácticas más crueles de la industria alimentaria hacia sistemas totalmente libres de estos instrumentos. En el corto plazo seguiremos trabajando con las compañías argentinas para que se comprometan a cambiar a una cadena de suministro 100% libre de jaula, para tener mayores estándares de bienestar animal. A mediano plazo, buscamos que la mayoría de las firmas suscriban compromisos de este tipo y el país esté a la par de los avances en el resto del mundo”, dice Ignacia Uribe, gerente de Programas y Políticas Corporativas para Animales de Producción de HSI en Argentina.

Promovemos la transición de sistemas de confinamiento de gallinas ponedoras de huevo en jaulas en batería, una de las prácticas más crueles de la industria alimentaria, hacia sistemas totalmente libres de estos instrumentos.

Para Uribe, tal como pasa con muchos otras temáticas de RSE, generalmente son las empresas las que lideran estas transformaciones. “Cuando ya se convierte en una tendencia mayoritaria, es cuando comienzan a desarrollarse leyes al respecto. En otros países nos enfocamos también en el nivel legislativo, pero en Argentina nos estamos enfocando principalmente en las empresas durante esta primera etapa”, afirma y aclara, que de todas formas, actúan de la mano de algunos organismos y entidades públicos. Por ejemplo, en enero de este año una de las expertas internacionales de HSI dio una charla en el INTA Castelar a la que asistieron varios productores nacionales de huevo. “Esperamos que en unos años más, el bienestar animal se desarrolle a nivel de políticas públicas también”, determina. Por otra parte, el trabajo de la HSI incluye la organización de talleres para proveedores, mesas redondas corporativas, visitas a las granjas y la oferta de conocimientos técnicos, entre otras iniciativas.

Según la entidad, el bienestar animal y el consumo responsable se han convertido en temas prioritarios para la industria alimentaria en materia de RSE y sustentabilidad. Y consideran que líderes del sector están mejorando esto dentro de su cadena de suministro, adoptando políticas de compra que favorecen productos hechos por animales criados en condiciones de bienestar más altas.  “La tendencia de huevo libre de jaula ha llegado fuerte a países como Argentina y cada vez más empresas hoteleras y de alimentos ya se han comprometido a cambiar a una cadena de suministro 100% libre de jaula para huevo en sus operaciones en Argentina, como parte de sus planes de RSE y sustentabilidad, explica Uribe.  Estas empresas incluyen a Grupo Bimbo, Subway, Nestlé, McDonald’s, Burger King, Unilever, AccorHotels, Intercontinental, Hilton y Starbucks, entre otras.

Esperamos que en unos años más, el bienestar animal se desarrolle a nivel de políticas públicas.

Para la ejecutiva es clave, la adopción de políticas de compra de bienestar animal, específicamente la adopción de iniciativas de abastecerse exclusivamente de huevo libre de jaula, proveniente de gallinas no confinadas en estos dispositivos. En Argentina, la mayoría de las ponedoras viven encerradas en jaulas en batería, tan pequeñas que los animales apenas pueden moverse o estirar completamente sus alas. Y sostiene que las compañías alimentarias están oponiéndose a esta práctica, eliminando de su cadena de suministro en un 100% el huevo proveniente de este tipo de sistemas de confinamiento.

“Las empresas están priorizando esto. No tomar seriamente el bienestar animal dentro de su cadena de suministro las pone en riesgo pues las inversionistas cada vez menos desean invertir en empresas atrasadas en esta materia”, afirma.

Cree además que el consumidor del país se preocupa cada vez más por el trato de reciben los animales en la producción de alimentos, “Hay cada vez conciencia en el país y los consumidores están exigiendo que los restaurantes y otras empresas de alimentos dejen de apoyar la crueldad animal”, asegura.

Las instituciones financieras parecen encaminadas hacia la misma filosofía. Por ejemplo, en un reciente informe sobre la industria alimentaria, Citigroup advirtió sobre “un número de riesgos potenciales que podrían manchar la imagen de empresas del rubro restaurantes, incluyendo las preocupaciones sobre el bienestar animal…”. Uribe agrega la declaración de la Corporación Internacional de Finanzas que determina que “en el caso del bienestar animal, el no mantenerse al tanto de las expectativas cambiantes de los consumidores y las oportunidades del mercado podría poner a las empresas y a sus inversionistas en una desventaja competitiva».

Hay cada vez conciencia en el país y los consumidores están exigiendo que los restaurantes y otras empresas de alimentos dejen de apoyar la crueldad animal

Uribie detalla que cada vez más firmas financieras e inversionistas están comenzando a colaborar con diferentes sectores para que haya cambios tangibles en las prácticas en la industria de huevo a nivel global. BlackRock, por ejemplo, el administrador de activos más grande del mundo, auspició un evento en su sede en la ciudad de Nueva York sobre el tema, titulado “La Economía Humana”.  En este evento, los líderes de agencias financieras, que representan 17 mil millones de dólares en activos bajo gestión-combinados, se reunieron para discutir los riesgos importantes asociados con la crueldad animal en el suministro de alimentos y las oportunidades financieras asociadas con atender temas como el cambio a huevos de gallinas libres de jaula.

“Por nuestra experiencia las empresas quieren mejorar el bienestar animal en sus cadenas de suministro y quieren cambiar prácticas pero a veces no sabernpor dónde comenzar.  Los consumidores de todos los rincones del mundo están cada vez más preocupados con estos temas. HSI ayuda a los restaurantes, supermercados, cadenas hoteleras, empresas procesadoras y proveedoras de alimentos, así como a productores de carne y huevo, a satisfacer esta demanda”, concluye.

 

Top