Main Menu

ODS: Lanzan una guía para los CEOs

Read Carefully

El WBCSD (Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible), recientemente publicó una guía para gerentes generales denominado «CEO Guide to the SDGs», un nuevo recurso destinado a promover el compromiso de los líderes empresariales mundiales en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La Guía establece acciones claras para que los CEOs alineen sus organizaciones con los ODS y así puedan trazar un curso de acción para que aprovechen el valor potencial que éstos representan.

“El documento apunta a los defectos del actual modelo económico que mina el crecimiento y la estabilidad a largo plazo que el mundo necesita. Los ODS están posicionados como un nuevo marco para revertir esta tendencia. Tienen la capacidad de dar rienda suelta a la innovación, el crecimiento económico a una escala sin precedentes y podrían significar al menos 12 mil billones de dólares al año en oportunidades de mercado y generar 380 millones de nuevos empleos para 2030. Con esta guía buscamos ampliar los mensajes clave y ayudar a transformar los ODS en acciones en las empresas. Resaltamos el rol vital que tienen las compañías en lograr el desarrollo sostenible”, afirman los miembros de la Comisión de Negocios y Desarrollo Sustentable del WBCSD.

“En estos momentos de incertidumbre política y económica, el liderazgo de CEOs fuertes y visionarios pasa a ser clave si se quiere lograr la transformación para escoltar el crecimiento sustentable e inclusivo que representan los ODS”, continúan.

El propósito del documento pasa por buscar que las firmas reporten sus progresos en materia de ODS y formar así parte del movimiento global que, al llegar a todos los sectores y cadenas de valor, podrá colectivamente acelerar la Agenda 2030.

Para esto es clave contar con buenos gobiernos, incentivos económicos, condiciones de marcos legales e institucionales robustos y apropiados y alianzas público privadas. “Creemos que las empresas sustentables son más competitivas. Vamos a apalancar la plataforma de los ODS para catalizar acciones colaborativas en escala a través del diálogo y las asociaciones entre sectores, cadenas de valor, gobiernos, organizaciones científicas y de la sociedad civil. Buscamos comprometer a nuestros pares de la comunidad empresaria en este esfuerzo e invitar a colegas, socios y grupos de interés a trabajar con nosotros y así ampliar acciones para 2030 y para muchos años más también”, detallan.

Para lograr esto, la entidad ha armado un soporte para los ODS, para que se transformen en la estrategia de crecimiento adecuada y puedan incorporarse a la estrategia. Todo esto colabora en la construcción de mercados sustentables. También alienta a trabajar con los decisores de política para pagar el verdadero costo de los recursos naturales; construir sistemas financieros orientados hacia inversiones sustentables de largo plazo; recuperar la confianza de la sociedad y asegurar licencias para operar al trabajar con gobiernos, consumidores, empleados, y la sociedad civil para alcanzar todo el amplio espectro que abarcan los ODS.

“La Agenda 2030 no puede realizarse sin el compromiso significativo de las empresas. El sector privado tiene un rol esencial como fuente de finanzas, innovación y desarrollo tecnológico y es un motor clave del crecimiento económico y del nivel de empleo. Es importante que sean conscientes de sus responsabilidades. El punto de referencia para cualquier empresa debe ser asegurar que sus operaciones no entorpezcan esta agenda. Abordar los impactos sociales negativos, en especial en relación a los Derechos Humanos, debería ser prioridad. Para conducir el progreso global a la velocidad requerida, los gobiernos necesitan regular a favor de la innovación disruptiva que exige esta agenda. Pero ni las acciones de los gobiernos ni de las empresas por separado van a ser suficiente para lograr esta transformación. Las metas de largo plazo para el crecimiento y prosperidad compartida sólo se alcanzan al colaborar con todos los sectores”, sostienen.

Formato para los ODS

La guía se estructura en cuatro niveles: individual; empresarial; sectorial; y político. Y, en cada uno de ellos se expresan las implicancias que tienen los ODS en la materia.

Así surgen los riesgos por inacción ya que “no hacer nada” es una opción costosa. ¿El motivo? Según el documento, a medida que la escalada de los costos ambientales y sociales comienza a restringir las perspectivas de crecimiento futuro, la falta de acción sobre los ODS representa un costo de negocio cada vez mayor. Además, el descuido de integrar estratégicamente los ODS también plantea un riesgo regulatorio a largo plazo y un riesgo reputacional. Las razones de este planteo se sustentan en la forma creciente en que los gobiernos se mueven para reflejar los ODS en las políticas nacionales y los grupos de interés buscan que los negocios se involucren significativamente en esta agenda.

Otra implicancia pasa por el valor de aprovechar las oportunidades y sacar ventajas al alinear las estrategias de negocio con los ODS. Según la entidad, existen grandes incentivos de mercado para las empresas que son capaces de ofrecer tecnologías y soluciones relevantes para los ODS a través de modelos de negocios sostenibles e inclusivos. Además, las compañías que se ajustan a los ODS también podrán consolidar una sólida licencia para operar, diferenciándose de sus competidores y construyendo una alianza entre gobiernos, accionistas y clientes.

Se destaca el desafío que plantea la transparencia que se traducen en la consigna “Mejor información = mejores decisiones”. Además, revelar los riesgos e impactos de la sostenibilidad, y medirlos apropiadamente, es cada vez más hacia donde se dirige el mercado.

Comunidad de negocios

Sobresale además, la necesidad de la colaboración: la realización de los ODS está fuera del alcance de cualquier empresa y requerirá cooperación entre sectores, cadenas de suministro y sistemas económicos, así como una asociación innovadora con los gobiernos y la sociedad civil.

“Al alinear con el lenguaje común y propósito compartido de las metas, al alcanzar necesidades básicas y proteger los derechos humanos, las compañías podrán forjar un nuevo contrato social, además de recuperar la confianza”, dicen los redactores. “Todavía hay mucho trabajar por hacer en la traducción de los ODS al lenguaje corporativo. Es esencial que las firmas usen modelos de revelación de riesgos prevalecientes como (COSO o ISO) para acortar la brecha. Además, al crear mediciones de desempeño fuertes que son compatibles con los actuales requisitos de información financiera, las empresas pueden revelar, discutir y compartir sus riesgos de una manera más clara y significativa. Esto, con el tiempo, hará que las compañías sustentables sean más exitosas”.

También se resalta la habilidad de poner precio tanto a los impactos sociales como ambientales e integrarlas en la estrategia interna y el proceso de toma de decisión para influir en el desempeño y la reputación. “Integrar las externalidades de esta forma va permitir que fluyan conversaciones constructivas e informes con gobiernos y otros grupos de interés sobre el rol evolucionado de las empresas en la sociedad”, determinan.

Pasos propios

En cuanto a los CEOs, a nivel individual la guía establece que es requisito estar bien informados, que hagan que los ODS sean su propio negocio, estar actualizado con respecto al desarrollo de la agenda sustentable para asegurar que la organización que persona dirige está bien ubicada para capitalizar oportunidades y anticiparse a riesgos disruptivos; difundir hacia otros involucrando la red de contactos para mejorar el compromiso.

Por otra parte, a nivel empresa, es esencial entender y medir las externalidades, desarrollar una comprensión de cómo las actividades de la propia empresa se traducen en impactos económicos, sociales y ambientales en el contexto de los ODS; establecer metas, trazar un curso hacia resaltar impactos de los ODS positivos y mitigar los negativos; desarrollar soluciones de negocios, aplicar un lente de ODS a un nivel estratégico para armar un arnés para el potencial de la empresa de producir soluciones que hagan más exitosa y sustentable a la firma: comunicar en forma regular y transparente el progreso y el desempeño en función de los ODS.

A nivel sectorial, es clave buscar soluciones conjuntas, colaborar entre firmas y cadenas de valor para dar marco a los ODS en un contexto sectorial, elaborar mapas de rutas; establecer visiones colectivas e iniciativas para transformar el sector; invitar a otras firmas del área a que se puedan alinear, colaborar y reportar su progreso.

Finalmente, a nivel políticas, es fundamental, según la guía, promover  abiertamente la introducción de políticas claves y facilitadores financieros que ayudar a lograr un punto de inflexión.

La institución

La WBSCD es una asociación mundial de más de 200 empresas que trabajan exclusivamente con el sector empresarial y el desarrollo sostenible. Fue creado en 1995 en una fusión del Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible y el Consejo Mundial de la Industria para el Medio Ambiente.

 

Top