Main Menu

¿Por qué despenalizar el aborto?

Read Carefully

En este artículo, una mirada más a este tema. Por la Dra. Alessandra Minnicelli.

De los debates y discusiones desarrollados recientemente en el Honorable Congreso de la Nación, con la participación de distintas instituciones educativas, religiosas, culturales y por referentes políticos, sociales, de la cultura y profesionales del derecho y la salud, me adhiero a la mirada sobre la despenalización del aborto, que busca llevar a las mujeres a un estado de dignidad acorde con la evolución y el reconocimiento de los Derechos Humanos por cuya vigencia y ejercicio dan testimonio día a día.

Como Derecho Humano básico, nos toca hoy dar un paso más reconociendo que la mujer tiene pleno derecho a decidir sobre su propio cuerpo, como una manifestación de nuestra sociedad en favor de la salud pública, de la igualdad de género y del acceso a la educación.

Aprendí de las vivencias medicas aquí relatadas, que hay un escenario real, desconocido, ignorado o invisibilizado para muchos donde existe un universo de personas que tienen una relación silenciosa y compleja con el aborto, ya sea en el seno de la familia o en el intercambio con los profesionales de la salud, donde hay tensión e incomodidad, por las condiciones restrictivas que rigen hoy para resolver un problema que angustia a muchas mujeres que han decidido interrumpir un embarazo. Con legalidad o sin legalidad, con o sin riesgos, con o sin acompañamiento incluso con o sin dinero, pero siempre en un ámbito, subterráneo, clandestino o hipócrita.

Esta revelación tan clara, tan explícita y tan real desde el principio de los tiempos, nos muestra que desde la salud pública ocurre una situación de abandono como sociedad de la mujer en situación de embarazo no deseado, por falta de respuestas.

La propuesta legislativa explicita los derechos esenciales para garantizar el acceso de las mujeres a la práctica médica de la Interrumpción voluntaria del embarazo, erradicando de forma definitiva el circuito de clandestinidad y con la aplicación de las estrategias más avanzadas de atención mediante tratamientos médicos no quirúrgicos.

Se han dado en cada una de las exposiciones, un sinfín de estadísticas aproximadas sobre abortos clandestinos, riesgos y muertes. Se ha desarrollado un amplio abanico de justificaciones y oposiciones desde la mirada bioética hasta la religiosa y emocional.

La  buena razón para apoyar este proyecto es su contextualización, que está dado por reconocer como Derecho Humano, la autodeterminación de la mujer en relación a su cuerpo, es decir, la libertad de optar y decidir  que siempre hará responsablemente porque hace a su naturaleza, cuidando desde el aspecto normativo la salud y respetando la dignidad de las mujeres.

Top