Main Menu

Conectados por la seguridad

Read Carefully

Construir un mundo más seguro. Ese es el objetivo que se propusieron desde la Fundación Motorola Solution y para ello, eligieron como protagonistas a los niños.

La Fundación Motorola Solutions, brazo caritativo y filantrópico de la empresa homónima, centra sus acciones en torno a la seguridad pública y la educación. En cuanto al primer eje, se traduce en ayuda en casos de desastre y el segundo aspecto se concentra en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática- y seguridad pública. En este contexto, no llama la atención que el programa estrella de la entidad, logre confluir estas dos esferas bajo un mismo objetivo.

Se trata de «Conectados por la seguridad», un proyecto educativo que en 2020 inaugura su novena edición y enseña a los niños a aprender a actuar en situaciones de emergencia. La iniciativa es llevada a cabo en conjunto con la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y FORO 21 –Productora de Contenidos Educativos.

“Vivimos en una región con muchos retos en materia de seguridad y hay muchos héroes trabajando para mantenernos a salvo. Esta propuesta nos llena de orgullo porque sentimos que estamos haciendo la diferencia aportando en la construcción de una región mucho más segura”, señala Patricia Kapusta, Coordinadora del programa por parte de FORO 21.

El foco del programa está en reconocer el valor que los niños tienen como ciudadanos y el rol que deben desempeñar en la sociedad ante situaciones de riesgo para protegerse a sí mismos y contribuir a proteger su entorno. «Nos proponemos instaurar una cultura de alerta temprana y asumir desde pequeños un rol como ciudadanos activos, en el marco de la construcción democrática de la ciudadanía» explica Gina Paola Acosta, Gerente de Comunicaciones & RSE para América Latina & el Caribe en Motorola Solutions. «Surge de la necesidad de poder alertar a tiempo una situación de riesgo. Sabemos que una llamada a tiempo puede salvar más de una vida, por eso buscamos que los niños aprendan hábitos correctos en lo que refiere al uso de las comunicaciones, recuerden los teléfonos de emergencia de los distintos agentes que trabajan en pos de la protección ciudadana» agrega Acosta.

Como parte de los aprendizajes que se buscan en este marco, se destacan por ejemplo, identificar las diferencias entre los múltiples organismos y sus funciones; entender las distintas situaciones de riesgo o emergencia (catástrofes naturales, incendios, casos de violencia, derechos vulnerados, accidentes de tránsito, discriminación, maltratos, robos, secuestros, choques, entre otros); y, por último, saber a quién y cómo acudir en estos momentos.

Uno de los puntos fuertes del programa, según cuenta la ejecutiva, tiene que ver con el formato que utilizan, ya que permite que la propuesta se amolde a las particularidades, contextos y problemáticas específicas de cada país, logrando de este modo, un mayor impacto.

«Cuando iniciamos el programa Conectados por la seguridad, teníamos mucha incertidumbre. Nos daba curiosidad saber cómo iban a tomar las fuerzas de seguridad la invitación a participar de la iniciativa, cómo iba a ser este acercamiento con los niños y cómo ellos iban a reaccionar ante los agentes. Fue todo un desafío para nosotros lograr que los niños aprendieran jugando junto a ellos en un ambiente descontracturado», relata Patricia Kapusta, Supervisora de Proyectos en Foro21.

El juego como herramienta

Actualmente Conectados por la Seguridad se estructura a partir de talleres lúdico pedagógicos destinados a niñas y niños de entre 8 y 10 años, coordinados por especialistas en educación locales en conjunto con agentes representantes de las fuerzas públicas de cada localidad.

A través de estas actividades, se busca que los niños y niñas reconozcan diferentes situaciones de riesgo y los organismos que existen de protección ciudadana, recuerden sus números telefónicos, que aprendan hábitos correctos en lo que refiere al uso de las comunicaciones, entre otros.

La propuesta se desarrolla en las aulas y la metodología de trabajo y contenidos se lleva adelante promueve el desarrollo de las capacidades cognitivas y creativas, favoreciendo además, la exploración y la invención como habilidades transferibles a otras instancias sociales.

De cara al año que comienza y al futuro del desarrollo de Conectados por la Seguridad, Kapusta comenta que su plan es seguir apostando a una mayor participación de las fuerzas de seguridad pública y de los colaboradores de las oficinas locales de Motorola Solutions como voluntarios. «Nos parece importantísimo terminar de consolidar esa red de interacción que se convierte en un círculo virtuoso desde todas sus perspectivas: empresas privadas, entidades del tercer sector, empleados, organismos del estado y comunidad educativa enfocadas en la construcción de una ciudadanía activa para lograr una Latinoamérica más segura” agrega.

 

Top