Main Menu

Nemonte Nenquimo

Nemonte Nenquimo
Read Carefully

ABANDERADA DEL AMAZONAS

Su nombre ya no puede separarse de palabras tales como protección, preservación y respeto. Nemonte Nenquimo, es una de las figuras más destacadas en la defensa de los derechos de la naturaleza y de los pueblos indígenas, una verdadera “Guerrera de la selva”.

El primer avasallamiento sobre su identidad y su cultura lo recibió nada más ni nada menos que al nacer. Hace 35 años, cuando los padres de Nemonte Nenquimo, integrantes de la nación waorani ubicada en el actual territorio de Ecuador, fueron a inscribirla bajo el nombre que había elegido su abuelo para ella, los funcionarios del Registro Civil decidieron que era difícil de pronunciar y en cambio, le pusieron un escueto: Inés Viviana. 

Sin embargo, esa imposición no impidió que su nombre -que su cultura significa “Constelación de estrellas” y “Pez que vive en la quebrada” sea hoy una referencia a nivel mundial de la lucha por la defensa del ambiente y los recursos naturales. 

Lideró una lucha colectiva para proteger una forma de vida, los ríos, los animales, los bosques… la vida en la Tierra.

Nemonte Nenquimo se define a sí misma como “mujer waorani, la sangre guerrera de la selva. Defensora de los derechos de la naturaleza y de los pueblos indígenas”. 

Fue justamente que -bajo esos atributos- adquirió notoriedad internacional en 2019 después de que encabezara la campaña que terminó en una sentencia de la Corte Constitucional para evitar la extracción petrolera en 500.000 hectáreas de la selva amazónica de Ecuador. 

La decisión fue tomada luego de comprobar que había existido manipulación en la supuesta consulta que hizo el gobierno a las comunidades indígenas de la zona, y que en realidad se trató de un mero trámite formal, una socialización que no tuvo en cuenta las tradiciones ancestrales ni la estructura interna de las comunidades indígenas para la toma de decisiones. 

Ese fallo sentó un precedente, exigiendo al gobierno ecuatoriano que antes de subastar tierras, las comunidades indígenas deben participar en un proceso de consentimiento libre, previo e informado de acuerdo con los estándares del derecho internacional y la Corte Constitucional del Ecuador. De este modo, gracias a esta acción legal, otras naciones indígenas contarán con aval para frenar la extracción de recursos dentro de sus territorios.

Ser la abanderada del Amazonas la llevó a ser galardonada con el premio Goldman, conocido como el ‘Nobel’ del medioambiente y a ser reconocida como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista estadounidense Time. “Mi voz no es solo la de mi pueblo, sino de todas aquellas comunidades que están arriesgando la vida ahora mismo” declaró.  

Logró salvar 200.000 hectáreas que afectaban de manera directa a los waorani y más de 4 millones de hectáreas de selva que se querían subastar a empresas.

En una reciente entrevista para el diario El Tiempo, le preguntaron cuáles eran las mujeres que la habían inspirado, sin titubear respondió: las abuelas waorani, las mayores sabias. “Si no hubiese respetado y valorado sus consejos, que es lo más básico que puede tener una persona, muy seguramente hoy no sería líder”. 

Al finalizar esa entrevista también le preguntaron a quien temía y su respuesta fue contundente: “No tengo miedo de nadie. Solo temo que los gobiernos de turno, las empresas y los jueces no nos respeten ni escuchen y sigan vulnerando nuestros derechos. Pero voy a seguir luchando hasta las últimas consecuencias, con todo mi corazón y con toda mi alma”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top