Main Menu

¿Por qué es importante el ODS 16?

ODS 16
Read Carefully

Tamizamos los fenómenos y sucesos de la actualidad para comprender la relevancia del ODS 16. ¿El objetivo? Hacer una construcción propia de lo que este Objetivo abarca, ajustándose a la realidad de nuestro país y la región para transformar esos conceptos intangibles en realidades palpables que -en mayor o menor medida- a todos nos afectan.

PAZ, JUSTICIA E INSTITUCIONES SÓLIDAS.

Aunque parecen invisibles o pueden sonar a conceptos amplios, abarcativos -y en algunos casos- abstractos, no lo son. Detrás de palabras como “Paz”, “Justicia” o “Instituciones sólidas” se encuentran los rostros de millones de personas que se ven afectadas por los conflictos, la inseguridad, las violencias en sus diversas manifestaciones, las instituciones débiles, el acceso limitado a la justicia y por otros tantos factores que suponen una grave amenaza para alcanzar el Desarrollo Sostenible que persigue la Agenda 2030 de Naciones Unidas. 

La identidad nacional y la responsabilidad social son el camino hacia la cohesión en una sociedad

Por Alessandra Minnicelli – Dra. en Derecho y docente en Responsabilidad Social de diversas entidades educativas.

Hace un tiempo que empezamos a revisar el concepto de la Identidad Nacional y su relación con la Responsabilidad Social. Esta vinculación cobró especial relevancia a partir del avance en la conciencia colectiva sobre el plagio o la sustitución forzada de personas ocurrida durante la última dictadura militar en nuestro país, por el trabajo de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y durante el reciente gobierno de lo que yo denomino como “Cómplices Civiles de la Dictadura Militar”, quienes gobernaron entre el 2015 y el 2019. 

Como disparador de este análisis traigo una frase del filósofo y sociólogo alemán Habermas, quien decía que “A la mentalidad de toda una población no puede transferirse sin más la conceptualización de autenticidad o inautenticidad que la filosofía de la existencia acuñó para el individuo”. 

¿A qué se refiere? ¿Por qué lo dice? Seguramente porque las decisiones históricas que siempre tienen alcancen político y cultural, tienen rasgos propios y distintivos que se reflejan en la conciencia de la población, pero no se trasladan de forma idéntica en cada individuo. Plantea que la elección individual, que se quiere ser o no, depende de sentimientos, de adaptaciones, de interpretaciones, de formaciones y de deformaciones, de conocimiento, de desconocimiento, de información, de desinformación, de la educación o de la falta de educación. Depende sin duda de todo lo que conforma nuestra mentalidad, nuestra cultura, nuestro compromiso, nuestra verdad individual.

Es entonces en la búsqueda de la identidad nacional, donde debemos remitirnos a la conciencia histórica. De nuestra identidad nacional hablamos cuando decimos quiénes somos, cómo somos y quiénes queremos ser, cuando nos describimos ante nosotros y ante los demás, en la forma en que deseamos ser considerados y reconocidos. 

Es en esa descripción donde debemos tomar en serio las pretensiones de validez normativa o el sentido de las obligaciones morales, porque es allí donde cobran vida las experiencias límite de nuestra existencia personal y como sociedad, es allí donde la sociedad se entiende a sí misma desde un contexto histórico concreto.

Ahora bien, yo me pregunto ¿en qué punto estamos de esa descripción? Eso me lleva a ahondar en la reflexión y analizar ¿Cómo hemos valorado como sociedad la desaparición forzada de personas? ¿Cómo habremos de valorar el lawfare y los presxs politicxs recientes? ¿Cuál es la conciencia social sobre ese contexto y cómo influye en la actualidad?

Me inquita saber si somos conscientes, más allá de las acciones positivas desde el Estado en materia de Derechos Humanos y más allá de la lucha y el grito sagrado de madres y abuelas, hoy de familiares de presos políticos; Si somos conscientes de la bestialidad de ese momento histórico, seremos consientes de la bestialidad del Lawfare, de esa guerra blanda que hoy seguimos padeciendo, de ese dispositivo de persecución que involucra a medios de comunicación, sectores de la Justicia, de la política, organismos de inteligencia; Si tomaremos conciencia que se persigue el proceso político que los hoy presos políticos y perseguidos protagonizaron. Debemos ser conscientes que se trata de lograr un efecto disciplinado sobre el resto de los actores políticos para que se amilanen, para que no se animen a llevar adelante políticas transformadoras

Por eso, en épocas marcadas ya sea por un terrorismo de Estado o de Lawfare, debemos reconocer y no invisibilizar, para que en el futuro, cuando miremos hacia el pasado, lo que veamos no sea una solidaridad y una responsabilidad social por el otro deteriorada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top