Main Menu

Ponchos azules

Ponchos Azules
Read Carefully

Una campaña de Fundación ACNUR Argentina para alzar la voz contra la crisis climática. El reclamo llegará a manos de Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, en la COP26 que se realizará en Glasgow, Reino Unido. 

“El cambio climático es la crisis que define nuestra época, y el desplazamiento por desastres es una de las consecuencias más devastadoras del fenómeno” afirma Carolina Martinenghi, Directora de Comunicaciones de Fundación ACNUR Argentina. Según explica la especialista, sólo en 2020, los desastres naturales generaron 30,7 millones de desplazamientos en más de 140 países y territorios. “No existe un lugar seguro frente al cambio climático, es una emergencia global” agrega. 

El cambio climático mayormente afecta a las personas dentro de sus propios países y, por lo regular, genera desplazamiento interno antes de alcanzar niveles que obliguen a cruzar fronteras. 

Pero esta realidad no afecta a todos los países por igual, sino que aquellos más frágiles, son los que corren el mayor riesgo de exposición. “Las personas en situación de vulnerabilidad en países afectados por el conflicto suelen padecer consecuencias desproporcionadas. Los refugiados, desplazados internos y apátridas se encuentran en el frente de la emergencia climática”. Casi el 90% de los refugiados proceden de los países más vulnerables y menos preparados para adaptarse al cambio climático. Además, 7 de cada 10 desplazados internos (66%) viven en un país de este tipo.

Según el Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno (IMDC), en 2020 se produjeron más de 4 millones y medio de desplazamientos a causa de desastres en América y 3.700 fueron en nuestro país. Los motivos son diversos como inundaciones o incendios. 

Para afrontar esta problemática que atraviesa fronteras, desde Fundación ACNUR Argentina, la agencia de la ONU para los Refugiados, lanzaron la campaña “Ponchos Azules” una iniciativa de petición de firmas que busca visibilizar los nombres de miles de argentinos y argentinas que desean alzar su voz contra la crisis climática. El objetivo es presentar medio millón de firmas en la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tendrá lugar en Glasgow, Reino Unido, del 1 al 12 de noviembre de 2021, para “exigir que los gobiernos actúen de manera decidida y efectiva contra la emergencia climática, hoy una de las principales causas de desplazamiento forzado de personas” aclaran. 

Personas refugiadas rohingyas son trasladadas a un lugarseguro en Cox_s Bazar, Bang ladesh. Créditos – ACNUR

 Alzar la voz

El eje de esta campaña se centra en concientizar a la sociedad y reclamar acción de manera urgente a los gobiernos para combatir el cambio climático y con ello, frenar los desplazamientos forzados de millones de personas, así como las tremendas consecuencias que genera en aquellas que ya se encuentran desplazadas por otros motivos. 

Para comprender en mayor profundidad la importancia de la labor de ACNUR, es importante primero entender cuáles son los grupos a quien asiste y protege. “El término `refugiado´ hace referencia a las personas que están fuera de su país de origen debido a un temor de persecución, a un conflicto, violencia u otras circunstancias que perturben gravemente el orden público, y quienes, en consecuencia, requieren protección internacional. En tanto que los desplazados internos son aquellas personas que también debieron huir para salvar sus vidas pero que permanecen dentro del territorio del propio país” explica Martinenghi y aclara que desde ACNUR trabajan con ambos grupos.

Se espera que esta campaña ayude para poner temáticas como esta sobre la mesa de los tomadores de decisión. En este marco, Martinenghi expresa que el reclamo a los gobiernos se basa en tres puntos fundamentales. El primero de ellos consiste en una necesaria y urgente transición de los combustibles fósiles a las energías renovables para llegar a emisiones cero en 2050. En segundo lugar, proponen reducir la huella ambiental, para lo cual exigen que se deben tomen medidas para lograrlo de forma ecológica y teniendo en cuenta el riesgo climático. Y, por último, se encuentra el eje de la economía sostenible, donde plantean aprovechar la oportunidad de la crisis de COVID-19 para una transformación económica sobre bases ecológicas y sostenibles.

“La ciencia es clara, si no actuamos hoy, 200 millones de personas requerirán asistencia humanitaria para 2050. Cuidar el planeta depende de todos y es necesario actuar ahora” afirma Martinenghi.

Mozambique

Mozambique. Aerial view of Beira

El rol de las empresas

En Fundación ACNUR Argentina trabajan para informar y concientizar a la población acerca de las necesidades y retos a los que se enfrentan las personas refugiadas. Además, también recaudan fondos para apoyar su labor en todo el mundo y llevar ayuda directa al refugiado y a miles de familias que, forzadas a huir de sus hogares, lo han perdido todo. 

“En este sentido -remarca Martinenghi el involucramiento del sector privado es primordial”. Por un lado, porque se transforma en un portavoz de la causa, visibilizando la problemática en sus ámbitos de influencia (colaboradores, clientes, y otros grupos de interés) y por el otro, porque puede, además, de apoyar con una donación el trabajo de ACNUR, colaborar en la inclusión e integración socioeconómica de las personas refugiadas.

  • Para formar parte de los miles de argentinos y argentinas que pedirán a los gobiernos acciones inmediatas contra la crisis climática, ingresar en:  www.ponchosazules.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top