Main Menu

Agnes Chow

agnes chow
Read Carefully

 Una luchadora por la libertad y la democracia en China.

Con tan solo 26 años, Agnes Chow ya se ganó en China -su país- el apodo del personaje central de una antigua leyenda local que cuenta la historia de una legendaria heroína que luchó para salvar a su familia y su país.

Su recorrido comienza a los 15 años cuando en 2011 lideró el movimiento conocido como Escolarismo, que surgió en protesta y oposición contra las imposiciones educativas del Partido Comunista de China, que pretendía introducir en las escuelas de Hong Kong una asignatura obligatoria llamada Educación Moral y Nacional. Con ello, se pretendía adoctrinar a los jóvenes con una ideología que exaltaba el comunismo y el nacionalismo del gobierno, y a la vez, condenaba la democracia y el republicanismo del mundo occidental. Hacia septiembre de 2012, la causa logró reunir a 120 000 manifestantes que ocuparon las oficinas deredl gobierno y orillaron a los líderes a rechazar el plan de estudios que había sido propuesto por el gobierno. Chow junto a otros activistas, hicieron visibles sus protestas llevando vendas rojas en los ojos para simbolizar al alumnado hongkonés figurativamente cegado por el poder político de China. 

A raíz de las protestas, el gobierno retrocedió en sus planes y esa victoria ayudó a allanar el camino para la carrera política posterior de Chow como una destacada defensora de la democracia. 

Por la democracia

Las protestas de 2012 darían como resultado además, una nueva generación de dirigentes políticos jóvenes. En 2014 Chow se convirtió en una de las figuras clave del Movimiento de los Paraguas mediante el cual exigían que la ciudad pudiera elegir a su propio líder, pero a diferencia con la experiencia anterior, sus efuerzons no lograron torcer los planes del gobierno chino. En 2018, Chow intentó presentarse a las elecciones locales; renunció a su ciudadanía británica para hacerlo y aplazó sus exámenes finales universitarios.

Pero su nominación fue rechazada porque las autoridades consideraron que apoyaba la «autodeterminación» de Hong Kong.

Un año después, en 2019, una nueva causa llama a Chow a la acción a raíz de un proyecto de ley de extradición que permitiría que los sospechosos de algunos delitos fueran juzgados en China continental. Nuevas protestas que acumulaban banderas a favor de mejoras democráticas para el territorio y una mayor autonomía de China, pero la respuesta gubernamental se tradujo en  una intensa persecución política a sus líderes, que llevó la disolución del partido prodemocrático, hijo de las manifestaciones y el activismofundado en 2016 fundado por Chow y otros activistas. 

El líder chino Xi Jinping vio las manifestaciones como una grave amenaza a la integridad de su país y las silenció con una impopular norma aprobada el 30 de junio de 2019: la Ley de Seguridad Nacional. Además, la llegada del Covid-19 sirvió de excusa para suprimir el derecho a la protesta, por lo que ahora las manifestaciones son consideradas ilegales con el pretexto de la emergencia sanitaria.

Según la nueva ley, es ilegal protestar contra el gobierno central de China y el regional de Hong Kong, y por tanto, penaliza cualquier acto de secesión, subversión y connivencia «con fuerzas extranjeras o externas». Amparados en esta nueva norma, arrestarían meses mas tarde a Chow por presuntamente participar e incitar a una reunión no autorizada en la sede de la policía de Hong Kong a principios de junio.

Luego de pasar siete meses en la cárcel fue liberada en junio de 2020. Afuera una multitud de simpatizantes la esperaban y aplaudían su liberación. 

Top