Main Menu

Licypriya Kangujam

Licypriya Kangujam
Read Carefully

Con sólo 10 años, esta niña india ya es una de las activistas ambientales más reconocidas del mundo.

“Somos la última generación que puede poner fin al cambio climático. Podemos hacerlo y lo haremos”, son las palabras que atraviesan las manifestaciones de jóvenes que luchan contra el cambio climático. 

“La generación del clima” como se suele llamar a los activistas que tienen muy poca edad pero mucho compromiso para revertir la crisis ambiental que enfrenta todo el planeta, ha estado presente en las últimas reuniones internacionales levantando su voz para exigir acciones concretas por parte de los líderes mundiales. 

La pequeña  activista promueve conciencia climática y responsabilidad ambiental

Entre este grupo, se encuentra Licypriya Kangujam, una niña india de 10 años fundadora del “Movimiento del niño” que -inspirada por el activismo ambiental de su padre- desde sus seis años decidió dedicar gran parte de su tiempo a alertar a jóvenes y adultos sobre la crisis climática y los peligros que conlleva no tomar medidas de inmediato. 

El activismo de Kangujam cuenta ya con varios capítulos. El primero de ellos, fue en 2019 cuando, luego de visitar Angola, comenzó una huelga climática con más de 50.000 niños y jóvenes en la ciudad de Luanda, llamando la atención de los líderes mundiales para que tomaran medidas inmediatas para salvar su futuro. Unos meses después, invitada por la Unesco, la Unión Africana y el Gobierno de Angola, asistió al Foro de Asociados de la Unesco 2019 (Bienal de Luanda) y fue elegida como activista medioambiental junto con Greta Thunberg en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

India, contaminación sin control

La preocupación de Kangujam no es infundada. Solo en 2017 la contaminación del aire fue una de las principales causas de muerte para más de un millón de personas en la India, según el informe State of Global Air 2019 producido por la corporación independiente Health Effects Institute radicada en Boston (EE. UU.). La investigación agregó que en la India, es la tercera causa de muerte entre todos los riesgos para la salud y se ubica justo por encima del tabaquismo. En noviembre de 2019 la capital superó casi 19 veces los niveles óptimos recomendados y obligó al Gobierno a reconocer este problema como una emergencia de salud pública.

En 2019 fue elegida como activista medioambiental en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

El último esfuerzo por mejorar la situación es el Plan Nacional de Limpieza del Aire que busca reducir entre un 20 % y un 30 % para 2024 los niveles de contaminación del aire de las 132 ciudades más afectadas respecto a los índices de 2017. A pesar de que un centenar de las urbes incluidas en el plan ha experimentado mejoras ligeras en sus niveles de contaminación por partículas PM 2,5 y PM 10, ese avance no es suficiente para alcanzar las metas. 

Inició la «Gran marcha de octubre de 2019» en Nueva Delhi, con miles de seguidores.

Estos datos dejan a la vista la vulnerabilidad que tienen los países en desarrollo frente a los más desarrollados. Tal como incansablemente dice Kangujam “si el mundo no puede evitar los efectos devastadores de la crisis climática, el planeta y su gente no tendrán un buen futuro”. Su lucha tiene como objetivo cambiar ese futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top