Main Menu

Con miras al futuro.

Read Carefully

Cuatro décadas de EXO dedicadas a acompañar los avances tecnológicos, marcados por un fuerte compromiso social.

Con 40 años de historia, EXO, empresa nacional de tecnología, es una de esas organizaciones que comenzó a acercarse paulatinamente -y casi por casualidad- a la Responsabilidad Social (RS) pero que hoy, años despues y con el apoyo de su dueño y compromiso de sus empleados, lograron llevar esta temática al corazón de la compañía.

Fernando González, gerente de Servicios Postventas es a su vez el referente del área de RS dentro de EXO. En sus 28 años formando parte de este equipo, vivió de cerca todo este camino. Del mismo modo en que vió crecer la planta de empleados -pasando de tener 8 en ese momento a alcanzar casi 300 en la actualidad- también fue protagonista y propulsor de las primeras acciones solidarias de la empresa.

Será un tema administrativo si decidimos formalizar un área de Responsabilidad Social. Hoy lo hacemos de verdad y con continuidad, sino, es tirar una bomba de humo e irse.

Hace tres años, en el marco de un servicio de soporte técnico para la provincia de Tierra del Fuego, decidieron donar una de las aulas digitales que ellos fabrican para ser llevada a la Antártida, especificamente a la  Escuela Provincial N°38  “Presidente Raúl Ricardo Alfonsín”. Como fruto de ello, desde el Ministerio de Educación Provincial les ofrecieron ser padrinos de la entidad con la que habían colaborado, dando puntapié así a todo lo que vendría después de una manera más formal. «En todos estos años siempre donábamos a quienes pedían una ayuda. Pero desde ese entonces, con esta otra mirada, empezamos a hacer más cosas y a mostrar un poco más lo que estabamos haciendo. Eso además, nos generó vínculos y nuevas posibilidades» relata Fernández.

La relación con los maestros que prestan servicios hoy en la Antártida no sólo se trató de una donación aislada. En junio de 2018, por ejemplo, el responsable de capacitación de EXO, entrenó en el uso de la Pizarra Digital a los docentes en servicio en la base, a otros presentes en Ushuia y a analistas de sistemas del ejército quienes brindan soporte a las comunicaciones -tanto de esa estación como de la escuela- para asegurar una buena conectividad durante las conferencias entre el Aula Digital que se encuentra en la Base Esperanza y las otras aulas digitales del continente. 

Fundada en 1978, esta compañía familiar de capitales nacionales, fabrica computadoras, provee infraestructura tecnológica, brinda servicios profesionales de capacitación en informática. Si bien todavía no cuentan con un área incorporada a la estructura de la organización, Fernández destaca que no es un tema que a ellos les preocupe. «Será un tema administrativo si decidimos formalizarlo. Planteamos hacer Responsabilidad Social de forma sostenida. Uno lo hace de verdad y con continuidad, sino es tirar una bomba de humo e irse», explica.

Bajo ese mismo criterio, uno de sus iniciativas más destacadas con los que cuenta la organización, se desarrolla en su Centro de Capacitación, «EXO Training Center» que a la fecha ya cuenta con 20 años de trayectoria y por sus aulas transitan más de 10 mil alumnos por año. Se trata del Programa «Préstamos de Honor» que surgió en el año 2016 para subsanar una realidad que ellos mismos identificaron: la falta de programadores en el mercado. Así, a través de redes tendidas con los directores de escuelas públicas, cada año ofrecen cursos de programación e infraestructura a jóvenes de escasos recursos, con el objetivo de que rápidamente puedan comenzar a trabajar. Las capacitaciones se desarollan por dos cuatrimestres, los estudiantes deben asistir a clases de lunes a jueves, pero tienen una particularidad: el costo por la formación es devuelto por los mismos alumnos una vez que logran insertarse en el mercado laboral. «No pagan nada durante el año, pero no creemos en el asistencialismo. Tienen el compromiso de pagar cuando terminan de estudiar y consiguen un trabajo en blanco. Para ello, firman un pequeño acuerdo y eso es importante para que entiendan la fuerza de un compromiso».

No creemos en el asistencialismo. Los alumnos que capacitamos tienen el compromiso de pagar cuando terminan de estudiar y consiguen un trabajo en blanco. Eso es importante para que entiendan la fuerza de un compromiso

Hasta el momento los números reflejan que su estrategia da buenos resultados. De los 17 alumnos que comenzaron a estudiar durante el 2017, terminaron 16 y durante el año siguiente, comenzaron 12 y culminaron 10, de los cuales 8 ya está trabajando en compañías como Securitas y Tucsa, ambas a través de gestiones realizadas por EXO. No obstante, ahí no termina su relación con los chicos. Durante los primeros seis meses de esa etapa, la empresa sigue brindando acompañamiento y asesoría para que puedan realizar sus tareas de la mejor manera.

Otro de los ejes sobre los que se apoya la Responsabilidad Social de EXO es la telemedicina y el producto principal que desarrollaron es el Centro de Diagnóstico Móvil (CDM), un equipamiento que permite registrar entre otras cosas, oximetría, presión arterial no invasiva, temperatura superficial y compartir luego los datos a distancia en tiempo real o al mismo tiempo que se realiza una videoconferencia. A fines de 2018, por séptima vez, EXO entregó a Cascos Blancos dos de estos equipos para ser llevados al país africano de Mozambique, y ayudar a mejorar la atención de la salud de personas con diversas vulnerabilidades. “Estos equipos son importantísimos porque le cambian la vida a muchas personas, antes para hacerse un electrocardiograma tenían que viajar al hospital provincial, donde además de pagar por el traslado tenían que hacerlo por el estudio. Las más de 100 operaciones que se realizaron no podrían haberse hecho sin el CDM y no se cuántas de esas personas estarían vivas hoy. La ayuda que llega a Mozambique tiene mucha trascendencia para sus habitantes ya que no están acostumbrados. Si no lo hacemos nosotros, no lo hace nadie”, contó el Padre Juan Gabriel Arias, referente de la obra misionera en Mozambique al momento de recibir las donaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top