Main Menu

LALCEC

Read Carefully

El cáncer es una enfermedad que no distingue edades ni sector social. LALCEC trabaja por la detección temprana y concientización. Pero, ¿qué falta? sacarle la mala prensa y entender que no siempre es sinónimo de muerte.

«Murió tras enfrentar una dolorosa enfermedad», «Se fue tras perder una larga lucha», todas analogías ya instaladas en los medios de comunicación, para evitar decir «la» palabra, la que causa temor y rechazo: cáncer. A nivel social también existe una cierta distancia y sucede básicamente porque está intrínsecamente vinculada a la idea de la muerte.

Según explica María Graziella Donnet, presidenta de la  Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), esto no necesariamente debe ser entendido así y para revertir esta creencia es que trabajan desde la organización. «Trabajamos por sacarle la mala prensa al cancer. Y es una tarea ardua que se va logrando de a poco. Por lo menos, empieza a aparecer la palabra cancer en los medios. Ya nuestra fundadora lo dijo en su momento: `hay que llegar antes´. Es decir, ya venía con una carga pesada, y esa idea lleva mucho tiempo desterrar. Pero hoy, la medicina ha avanzado tanto, la industria farmaceútica trabaja para lograr medicamentos eficaces en conjunto con los avances tecnologícos. Tenemos que cambiar ese chip y lo estamos logrando» explica.

La medicina ha avanzado tanto, la industria farmaceútica trabaja para lograr medicamentos eficaces en conjunto con los avances tecnológicos. Tenemos que cambiar ese chip y lo estamos logrando.

Como menciona Donnet, LALCEC es una organización con muchos años de historia y durante ese tiempo, han logrado adaptarse a diversos escenarios. Fue creada en 1921 por Helena Larroque, esposa del Dr. Angel H. Roffo, fundador y director del Instituto de Medicina Experimental, hoy conocido como Instituto de Oncología, llamado tambien con su nombre. Helena marcó la impronta en la manera de abordar esta enfermedad que hoy mantiene la organización: a través de la prevención y la detención temprana. «Ella se empezó a darse cuenta que los pacientes que llegaban, lo hacían ya en estadíos en que no había ninguna posibilidad de tratamiento. Entonces, sintió la necesidad de crear un cuerpo de voluntarios que se dedicaran más que todo a concientizar, entendiendo que la detección temprana es la mejor forma para lograr el objetivo del que el cáncer no sea mortal -y que a su vez- tenga grandes chances de curación», relata Donnet. 

Para lograrlo, LALCEC tiene su sede central en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y cuenta con más de 100 representaciones en todo el país.  Esta red les permite desarrollar actividades a nivel local y nacional y llegar con sus programas a todo el territorio argentino. De esta manera -y al tratarse de una temática de salud pública que atraviesa a todos los sectores por igual- trabajan codo a codo con los gobiernos locales donde están presentes. Esta presencia territorial sumado a la trayectoria, les ha permitido tener cierta influencia pública para alcanzar sus objetivos. «En todas las ciudades y pueblos donde estamos, LALCEC significa compromiso social y honestidad en el manejo de los recursos. Lo que nos permite lógicamente tener influencia frente a las autoridades y que nos esuchen. Tratamos de escuchar y de tener ideas comunes con ellos. La cantidad de recursos no es grande, por eso, nos ocupamos para que sean bien utilizados» destacó.

Pedimos a los medios que nos ayuden. Que cuando informen el padecimiento de un personaje conocido, digan realmente lo que sucedió, porque no es ninguna vergüenza haber fallecido de cáncer

Consultada sobre el efecto que tuvo la eliminación del Ministerio de Salud de la Nación, Donnet indicó que hasta el momento no han notado que sea negativo. «Siempre decimos lo mismo, el cáncer no reconoce ni edad, ni sexo, ni religión, ni politica. De modo que siempre se puede dialogar, porque nosotros vamos hacia un fin que es lograr que la detección temprana y la conciencitzación. Esto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Tenemos que tener paciencia y eso trae ciertos problemas, porque a veces a los políticos le interesan los resultados inmediatos. Para ellos es una forma de decir `Lo logré´. Creo que hay que pensar en más adelante, en función de lo que queremos lograr y en la manera en que es ésta mirada es redituable en términos económicos. Es muy distinto el precio de un examen que el de un tratamiento». 

En acción

El cáncer representa la causa más importante de mortalidad en el mundo. En América Latina y el Caribe, el cáncer de próstata es la principal causa de muerte entre hombres, mientras que el de mama es la principal causa de muerte entre mujeres. Se estima que habrá 22 millones de nuevos casos de cáncer para 2030. El 70% de éstos estará localizado en países que carecen de los recursos suficientes para hacer frente al creciente número de pacientes oncológicos. Éstas son algunas cifras del Atlas del cáncer publicado por la American Cancer Society, la Unión Internacional Contra el Cáncer y la Organización Mundial de la Salud.

No obstante, desde LALCEC aclaran que Argentina está bastante bien parada con respecto al resto de América latina. En este momento además, la ONG tiene la presidencia de la Alianza Iberoamericana de Lucha contra el Cáncer, desde donde pretenden alcanzar pautas comunes, lanzar investigaciones y estudios acerca de incidencias y demás, para que haya un programa general. «Argentina tiene y usa lo último en tecnología y tiene profesionales excelentemente formados. No estamos alejados del mundo, todo lo contrario» expresa Donnet. 

En este marco, LALCEC cuenta con un conjunto de líneas de acción que le permite llegar de manera integral a la sociedad en las tareas de concientización. Es así, por ejemplo, bajo la premisa: «Un estudio a tiempo puede salvarte la vida», cuentan con consultorios para estudios y chequeos. Por otro lado, implementan el programa «Móviles LALCEC», vehículos que cuentan con todo el equipamiento médico necesario para hacer los exámenes de detección y que recorren el país realizando estudios gratuitos.

Cada semana y bajo la premisa de “Poder llegar a donde nadie llega”, se presentan en localidades del interior donde hay un miembro de la Red. Allí ofrecen la posibilidad a personas de bajos recursos de acceder a exámenes que permiten la detección temprana de los 6 tipos de cáncer más frecuentes y más eficazmente prevenibles: mama, cuello de útero, próstata, piel, colon y pulmón. Si bien la convocatoria varía según el tipo de exámen que el móvil realice, el programa está dirigido a personas que se encuentren dentro de los grupos de riesgo para cada tipo de cáncer, que no cuenten con obra social o cobertura médica y que no puedan afrontar el gasto del estudio.

En Argentina, el cáncer de mama es el de mayor magnitud con más de 19.000 casos al año. Si las tendencias actuales continúan, para el año 2030 se prevé que el número de mujeres diagnosticadas con esta enfermedad aumente en un 34% en América. Con el propósito de disminuir la gran cantidad de estas muertes, en conjunto con la empresa AVON trabaja desde hace 20 años y recorre todo el país realizando mamografías gratuitas. Con más de 250.000 kilómetros transitados, esta acción ha logrado que más de 3750 mujeres que creían estar sanas fueran diagnosticadas a tiempo y pudieran iniciar un tratamiento, logrando salvar sus vidas.

Como los estudios de detección suelen ser costosos, otro de los objetivos de LALCEC es poder hacerlos accesibles a todos. Para ello cuentan con las «Campañas de atención gratuita». Esta iniciativa es llevada a cabo durante 6 semanas al año, una por cada tipo de cáncer con los que trabajan y al igual que los móviles, se centran en personas sin obra social o cobertura médica, que estén dentro del grupo de riesgo.

Informar y comunicar

Si bien el balance de lo logrado en esta temática es positivo, Donnet expresa que todavía queda mucho camino por recorrer y esto se encuentra principalmente en cómo se comunican las muertes a raíz de esta enfermedad. En principio, aboga por un cambio en la legislación que les permita obtener datos reales sobre los fallecimientos. ¿Por qué? Actualmente, los certificados de defunción indican como causa de muerte un «Paro cardiorrespiratorio no traumático» lo cual es cierto, pero obviar lo que generó este desenlace, impide generar una base de datos estadísticas más adecuada. Por ejemplo, esta modificación permitiría identificar los tipos de cáncer más comunes, grupos etarios, zonas geográficas de mayor incidencia, entre otros, lo que se traduciría en el uso más eficiente de los recursos.

Por otro lado, instan a los medios de comunicación no esquivar las causas de muerte. «Pedimos a los medios que nos ayuden. Que cuando informen el padecimiento de un personaje conocido, digan realmente lo que sucedió, porque no es ninguna vergüenza haber fallecido de cáncer», expresa Donnet.  


Día mundial

El 4 de febrero fue decretado por la OMS y la UICC como el Día Mundial Contra el Cáncer con el objetivo de concientizar a las personas sobre esta enfermedad, así como alentar al control de la misma. Este año, se invita a todos a unirse a esta fecha bajo el lema “I am and I will”, en español “Yo soy y voy a”. Se busca demostrar que cualquier persona tiene la capacidad de reducir el impacto del cáncer en sí mismo, en sus seres queridos y en todo el mundo. Cada año, la Unión Internacional Contra el Cáncer diseña un kit de comunicación que puede ser descargado de su web y utilizado en sus redes sociales. En esta oportunidad, LALCEC ha decidido sumarse a esta campaña de comunicación, vistiendo todas sus redes sociales, así como las de sus miembros de red de una placa que dice “Soy LALCEC, y lucho contra el cáncer”. De esta manera, se busca visibilizar el trabajo a nivel local, así como nacional en el camino hacia la prevención y detección temprana de esta enfermedad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top