Main Menu

Alcanzar el futuro

Read Carefully

Terraética, una entidad mexicana con la mirada puesta en el futuro de las organizaciones sociales. ¿Su manera de llegar? Ofrecer herramientas de gran valor, pero de manera gratuita y acompañarlas en el camino.

Cuesta encasillar a Terraética, una organización mexicana dedicada a impulsar el impacto social y la conservación natural en empresas y otras organizaciones. Nacida como consultora, devenida en think tank, con miras a convertirse en una fundación, lejos de ser una debilidad, esta versatilidad da cuenta de la visión estratégica de su fundador, quien deja claro su principal objetivo: acompañar a los demás actores de su ecosistema a llegar lo mejor preparados posibles a un futuro que -dada la coyuntura actual- es cada vez más incierto y desafiante. ¿De qué manera? al respecto no quedan dudas y así lo expresa Roberto Carvallo Escobar, creador de Terraética. «La unica forma de ir hacia el futuro es democratizando la información, por eso, todo lo que emitimos es totalmente gratuito, accesible y además descargable».

La única forma de ir hacia el futuro es democratizando la información, por eso, todo lo que emitimos es totalmente gratuito, accesible y además descargable.

En sus ocho años de existencia, esta organización además de brindar servicios de consultoría, capacitación y realizar diversas investigaciones, también se centró en crear herramientas que le sean de utilidad a otros.

La más reciente de ellas, es el Mapa de Donantes, un aplicativo disponible en su página web, que reúne los datos de convocatorias abiertas para el financiamiento de proyectos. Así, mediante un documento sencillo, ofrece de manera organizada las fechas, requisitos, contactos para que las organizaciones sociales puedan postularse. Según explica Carvallo, este instrumento viene a cubrir un vacío que les impide desarrollarse. «El acceso a esta información es una de las grandes carencias que tienen las organizaciones. Es algo que nadie comparte porque todos jalan para sí. De hecho, hay dos o tres empresas que lo venden, es un material valioso» enfatiza. Si bien hasta el momento incluyeron 21 convocatorias, las expectativas de su desarrollo son altas y positivas. En palabras del ejecutivo esta herramienta puede ser un «Game Changer», expresión que hace referencia a elementos o circunsancias que irrumpen de tal manera, que son capaces de alterar las reglas del juego de un mercado, industria o espacio geográfico. Con miras a ello, ya conformaron un equipo con otras dos organizaciones quienes iran completando la informacion, tanto local como de latinoamérica.

Tangibilizar lo intangible

En sintonía con el Mapa de Donantes, y «a contramano de los principios de la consultoría» de la vieja escuela como lo describe Carvallo, desde Terraética, crearon otra herramienta gratuita, lista para ser utilizada por las organizaciones. En este caso, es un diagnóstico que ayuda a identificar en qué áreas debe capacitarse y mejorar, con el fin de ser más resilientes. ¿A qué se refieren con esto? Si bien existen distintos tipos de resiliencia, ya sea biológica, psíquica, social, Carvallo se detiene en la que atañe a las organizaciones y la define a través de una analogía deportiva. «El más resiliente es un boxeador, porque está 12 rounds en el ring batallando. Sabe que va a entrar y le van a dar una gopliza, sabe que va a estar super cansado pero tiene que regresar al siguiente round y además, sabe que tiene que pasar por esto para llegar a lo que quiere. Pero, en este ejemplo, el concepto más improtante es que, le pueden dar un montón de golpes pero es capaz de decir, ‘con que me quede de pie y me aguante los golpes, eso es lo importante para sobrevivir’. Cuando trabajamos en temas de sostenibilidad en las organizaciones, en vez de enfocarnos en el crecimiento, lo que generamos es resiliencia. Es decir, tenemos que lograr que sobreviva» relata.

Cuando trabajamos en temas de sostenibilidad en las organizaciones, en vez de enfocarnos en el crecimiento, generamos resiliencia. Es decir, tenemos que lograr que sobreviva.

Esta premisa no resulta menor en el contexto mexicano que -como explica Carvallo- es cada vez más complejo y dificultoso a la hora de captar recursos, especialmente por parte del gobierno nacional. «Debido a la nueva administración, Mexico está pasando por un proceso de incertidumbre y mucha ambigüedad. No sabemos qué va a pasar mañana, no sabamoes si van a cambiar las políticas públicas de un día al otro. Es un momento en el cual la volatidad propia del sector, se hizo mucho mayor». El ejecutivo comenta además, se disolvió el Instituto Nacional del Emprendedor (Inaem) de su país y que eso está hoy sacudiendo los fundamentos sobre los que descansaban los actores de este ecosistema. No obstante, mantiene una mirada esperanzadora signada por las características propias del área y especialmente por las personas que la componen. «El sector es muy noble, es gente que está realmente comprometida. La paga está muy castigada, cuentan con salarios bajos. Pero, por más que reciban golpes, ellos creen tanto en sus causas, que va a seguir ocupándose de ellas. Por eso trabajamos mucho con el tema de la resiliencia» y agrega: «aunque te quiten el subsidio, el fondeo, las posibilidades de hacer miles de cosas, el sector va a seguir. ¿Por qué? porque hay gente que necesita y van a haber otros que los va a ayudar».

Otros de los focos de Terraética apunta a uno de los principales problemas a los que se enfrentan las organizaciones de la sociedad civil en México y tiene que ver con la correcta medición de impactos. Carvallo observa una carencia en aspectos metodológicos y una pobre utilización de indicadores. «Todavía los indicadores están muy borrosos o no están siendo bien utilizados. Nos falta esa metodologia, esos procesos». Unas de las causas que identifica, es la sobretaruación que hoy en día tienen las organizaciones en sus operaciones diarias, lo que les impide avanzar en esos aspectos. «Si tuvieras indicadores correctos, los puedes contabilizar año por año y automaticamente integrar a tus evaluaciones financieras, inlcuir entre numeros muy complejos de tu operación y eventualmente así, puedes obtener la tangibilización de resultados» explica.

Contar historias

«Podemos hacer mil cosas, pero si no la sabemos contar, no sirve para mucho» dice Roberto Carvallo Escobar, fundador de Terraética. Basado en esa premisa, desde la entidad, delinearon como uno de sus ejes principales de trabajo, lo que denominan «Storytelling». De este modo, asesoran a las organizaciones para que puedan transformar la información más técnica vinculada a su Responsabilidad Social en historias atractivas para el público. Así, lo que buscan es conectar emocionalmente a través de contenido relevante, pero no con el objetivo de vender, sino de generar un vínculo que vaya mucho más allá de ello. «Puedes contar historias a través de tus indicadores, a través de tu impacto, de tus evaluaciones financieras. ¿Pero cómo hacemos para que sea atractiva?» plantea Carvallo. El storytelling es un enfoque popular en el marketing y especialmente en area social, como una herramienta para conectarse con las audiencias, salirse de la manera acartonada y fría de hablar de negocios, y lograr mayor empatía con clientes potenciales. Entre los beneficios de inclinarse por el storytelling se encuentra por ejemplo: generar confianza en la audiencia al mostrar un lado diferente de la marca; son fáciles de recordar y de transmitir, porque narran hechos; brindan contexto a los datos lo que permite que se interpreten mejor y adquieran sentido en la práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top