Main Menu

«Nada sobre nosotres sin nosotres».

Read Carefully

Son más de cinco millones de argentinos los que hoy viven con una discapacidad. Estereotipos, prejuicios, discriminación, falta de acceso reales y simbólicas, son algunos de los obstáculos que deben sortear. Los medios de comunicación juegan un rol protagónico en este escenario, pero ¿de qué manera lo están haciendo?

La discapacidad nunca ha sido un concepto estático, sino uno que ha evolucionado y transformando historicamente al ritmo de los procesos sociales. En cada etapa, las personas con discapacidad fueron percibidas de manera diferente. El acceso al mundo laboral, las posibilidades de desarrollo en igualdad de condiciones y hasta el lenguaje que se utiliza en torno a este colectivo, que en Argentina llega a cino millones de personas, reflejan el pensamiento de una sociedad en un momento dado. Así, el rol de las organizaciones sociales que día a día luchan por lograr un escenario donde no existan injustas diferencias entre «ellos» y «los demás» y que trabajan por derribar las barreras físicas, comunicacionales, culturales y actitudinales que existen en el entorno, cobran una gran relevancia.

De allí, que los especialistas del área plantean la necesidad de aplicar medidas para superar la exclusión y diseñar instancias para la inclusión siguiendo -entre otras- las recomendaciones de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

«No hay tal cosa como «necesidades especiales». Somos personas con discapacidad, pero «personas» como cualquier otra. Y tenemos una discapacidad que puede morigerarse con algún elemento técnico como una órtesis o un audífono. Pero, fundamentalmente, personas que podemos ser incluidas en igualdad de condiciones en la medida en que la sociedad suprima las barreras que nos marginan» expresa Pedro Ávalos, abogado que ha tomado la discapacidad como bandera. Como integrante de diversas organizaciones tales como la Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados y Adultos Mayores, el movimiento “Ciudad accesible”,  el “Observatorio de los derechos de la Discapacidad” de la Ciudad de Buenos Aires y la Secretaría de Discapacidad de la CTA de los Trabajadores, ya se ha transformado en un referente del colectivo, del que tambien forma parte. Al año de vida, una poliomelitis afectó los cuatro miembros de su cuerpo, dejandolo cuadripléjico. Una de los abordajes que comenzó a trabajar este año junto al periodista Rafael Arrastía tiene que ver con la inclusión y tratamiento de la temática en los medios de comunicación.

Difusores de derechos.

«Como en toda realidad, uno puede ver el vaso medio vacío o medio lleno» responde Ávalos a la pregunta acerca del rol que cumplen los medios en torno a esta temática. «Desde la primera perspectiva, podemos asignarles a muchos de ellos un rol de complicidad con el saqueo neoliberal, ya que, en 2016, el gobierno sustrajo mil millones de dólares de los fondos de los trabajadores destinados a la salud (decreto 908/16) y los colocó en la bicicleta financiera, en Bonos 2020 del Banco Nación. Y la prensa no investigó, no denunció el tema y eso se llama blindaje mediático» explica y agrega «Es por ello que nos pusimos a trabajar con Rafael Arrastía para reconocer a los medios que trabajan para la difusión de nuestros derechos».

Si bien se observan cambios en cuanto al tratamiento de la discapacidad en las pantallas televisivas y en las páginas de publicaciones gráficas, según aclara Ávalos, todavía existe un largo camino por recorrer. «Partiendo de la situación de invisibilidad reinante, el abordaje de los medios debería partir de la Convención Internacional que fija nuestros derechos y focalizarse en dos destinatarios: la sociedad y el poder político (en los tres poderes)».

En este marco remarca la importancia de un gran cambio cultural donde los medios deberían ejercer una influencia central, lo que implica el desafío de incluir a las personas con discapacidad a través del levantamiento de las barreras físicas, políticas y psicológicas. «Necesitamos que se aborde como una cuestión de derechos y que la sociedad, incluidos los decisores políticos, perciban que somos cinco millones de personas que reclamamos políticas públicas que garanticen la igualdad de oportunidades» expresa. Ejemplo de esta situación -según comenta Ávalos- es que actualmente en los noticieros nacionales o en los programas políticos no se habla de la «discapacidad» desde las variables económicas, jurídicas o políticas. «Esto sucede porque los grandes medios de difusión responden a la lógica del mercado, por tanto, no abordan la temática desde lo «educativo» sino desde lo «lucrativo». Es decir, la publicidad usa el deseo y las aspiraciones de la gente, las noticias son «construidas» desde los puntos débiles de la emoción como el morbo y la culpa» explica.

 Medios para la inclusión

Ávalos explica que, con los años, la discapacidad ha atravesado los diferentes modelos de abordaje, marcada en su mayoría por un común denominador: la invisibilidad. «Esto continuó afectándonos en la Argentina, a pesar de la aprobación de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad durante la etapa de gran inclusión social abierta con Néstor y Cristina Kirchner». En el periodo etapa, ya durante el gobierno de Mauricio Macri, Ávalos comenta que sucedió algo que define como «novedoso». «Nos mencionaron, pero para atacarnos. Necesitaban culpables para la debacle que causaron en dos años y decidieron incluirlos en el «relato perverso» donde los derechos adquiridos, como las pensiones de miles de personas eran los causantes de las heridas que en realidad producía el neoliberalismo en su versión tan cínica como anticonstitucional».

En consecuencia, a principios de 2019, tomaron la decisión de encarar la campaña «Medios para la inclusión en Discapacidad”, con el fin de poner en la agenda esta problemática, dando soporte al esfuerzo que ya venían llevando otras organizaciones como la CTA de los Trabajadores y la Autónoma; ATE; la REDI y RUMBOS; la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación; las Madres Autoconvocadas, los Observatorios, la Asociación de Familias, Personas con Discapacidad y Prestadores por la Inclusión (AFAPPREI) y la Asociación Argentina de Electrodependientes; APERE (Refractarias) y Padres TGD, entre otras.

Así y como broche de oro a meses de intenso trabajo, el último 2 de diciembre, en el Senado de la Nación, la Asociación Civil Polio Pospolio Argentina (APPA) y la Red de Observatorios de los Derechos de las Personas con Discapacidad distinguieron a un centenar de medios o comunicadores de nuestro país por ayudar a visibilizar los derechos de este colectivo y se reconocieron a personas que, de una manera u otra, los acompañaron en este esfuerzo.

Recibieron su reconocimiento las 40 emisoras de la Radio Inclusión, un colectivo que difunde micros con información útil sobre discapacidad, como así diversos programas, periodistas y productores. Entre ellos, Alessandra Minnicelli, recibió la distinción en nombre del programa televisivo «40 Minutos de RSE», producido por Fonres SA y que se emite todos los sábados a las 23.30 horas por A24, desde hace más de cinco años.

La agenda que se viene

De cara al año que comienza, sumado a un nuevo gobierno nacional, Ávalos identifica aquellas temáticas que no deberían estar ausentes en la conversación de los próximos meses. En materia de salud, el cumplimiento de la normativa, que garantiza un abordaje integral y prevé los fondos para financiarlo. En cuanto al transporte, el cumplimiento de las normas de accesibilidad y la derogación del Decreto 118/06 que obliga a una familia de cinco miembros a viajar en colectivos separados. En el ámbito laboral «es imperioso» indica Ávalos, el cumplimiento del cupo de personas con discapacidad trabajando en el Estado; la adjudicación de los kioscos inclusivos y la regularización de la situación de los talleres protegidos.

Respecto de las pensiones no contributivas, es necesario el dictado de una nueva ley de pensiones por discapacidad que permita tener un trabajo registrado y que sea de un monto que permita vivir con dignidad y autonomía. El abogado aclara que se podrían dedicar largos minutos a detallar los pormenores de estos puntos o a proponer otros en materia de igualdad de género, vivienda, educación, «pero, en esta hora, donde lo económico ha ocupado un lugar central en la agenda política, destacamos el rol dinamizador que significan cinco millones de personas con discapacidad». Para finalizar aclara que es imprescindible enmarcar esa participación bajo el lema: «Nada acerca de nosotres sin nosotres». «Con esas bases, sólo falta la decisión política de emprender el camino. Y somos cinco millones: un buen número para impulsar esa decisión política» concluye.

Los galardonados durante el evento  «Medios por la inclusión en Discapacidad», realizado en el Honorable Senado de la Nación, organizado por APPA (Asociación Polio Post Polio Argentina) y por la «Red de Observatorios de los derechos de personas con discapacidad» 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top