Main Menu

La era de las plataformas digitales

plataforma digitales
Read Carefully

Los modelos de negocio basados en plataformas digitales ya están en el centro del debate. Los retos que plantea este nuevo ecosistema requieren analizar sus impactos y repensar las políticas de competencia como los marcos regulatorios tradicionales.

A nivel social y económico vivimos una transformación en la manera en que se conectan demanda y oferta, lo que solo fue posible gracias a la difusión de las tecnologías de información y comunicación y en este marco, gracias al surgimiento de las plataformas digitales. Estos nuevos ecosistemas digitales fueron capaces de cambiar la dinámica de la innovación, crecimiento de la economía y competencia en los mercados. 

Para acercarse aún más a este nuevo paradigma y conocer en profundidad este nuevo ecosistema, la CEPAL publicó recientemente un documento llamado: «La era de las plataformas digitales y el desarrollo de los mercados de datos en un contexto de libre competencia». Allí, los autores se detienen a explicar el modelo de negocio que éstas utilizan, el impacto que generan y el abordaje que están adoptando algunos países de la región en torno a su regulación. 

El debate ya está en marcha. Mientras que las plataformas digitales se revelan como un problema en materia de regulación y competencia al mismo tiempo utilizan un modelo de negocios que tiene potencial para transformar la dinámica de los gobiernos y del sector privado. En este sentido, uno de los ejes transversales de la conversación se traduce en la necesidad de comprender los modelos que estas nuevas tecnologías utilizan para poder aprovechar oportunidades y amortiguar posibles amenazas. 

 

Las plataformas y los diferentes actores

Según definen los especialistas el propósito general de una plataforma es “consumar coincidencias o armonizaciones (“matches”) entre los usuarios y facilitar el intercambio de bienes, servicios o moneda social, lo que permite la creación de valor para todos los participantes». En este sentido, los usuarios logran beneficiarse a través de la reducción en los costos de transacción y las empresas se benefician de las redes creadas por las plataformas.

En el informe de CEPAL señalan que «mientras que la literatura en comercio internacional plantea que existe un nearshoring y un retroceso en las cadenas globales de valor, por el contrario, los flujos de datos e informaciones se han amplificado e impulsado la globalización». En el centro de este proceso de “data-globalización”, está el modelo de negocio del tipo plataformas – o conocido en inglés como “digitally-enabled business models” – que ha eliminado las barreras de geolocalización e intercambio de información en el comercio de bienes y servicios y también en las relaciones. 

«A diferencia del sector gubernamental, el medio privado parece haber comprendido el funcionamiento de estas empresas y modelos de negocio» señalan desde CEPAL. En el informe extraen datos de Accenture (2016), donde muestran que el 88 por ciento de las empresas del Fortune 500 estaban buscando explotar el modelo de plataformas. Hasta hace poco, el uso del modelo de plataformas era exclusivo de empresas digitales nativas (Google, Apple, Facebook, Amazon, Airbnb, Uber entre otras), caracterizadas por un abordaje a pedido (on-demand) o de economía compartida (sharing economy). No obstante, las empresas tradicionales como Nike, GE, Under Amour, Siemens e Inditex (Zara) ya desarrollan sus propias plataformas a través de la construcción de asociaciones y adquisición de empresas. «Sin embargo, no es solo ofrecer un marketplace a través de efectos de red, en realidad, plataformas como Alibaba y Amazon ofrecen inteligencia a partir de los datos. Este modelo impulsado por datos es uno de los determinantes del éxito de las plataformas» agregan. 

Los datos son tan importantes para el modelo de negocio de las plataformas digitales que algunos países han planteado considerarlos como “essential facilities”, es decir, tenerlos bajo regulación. 

Mientras que las plataformas digitales se revelan como un problema en materia de regulación y competencia, su modelo de negocios tiene potencial para transformar la dinámica de gobiernos y sector privado.

El reto de la regulación

Las plataformas digitales son consideradas “nativas” del internet y de la era digital, diseñadas de inicio para beneficiarse de los efectos de red, de la mejor conexión global y del uso masivo de datos. Sin embargo, la industria tradicional ya se denomina industria digitalizada dado que reconoce que la digitalización es algo inminente y necesario para su supervivencia. Más allá de la digitalización, muchas empresas afirman que el modelo de negocios de plataformas es una manera de sobrevivir y aprovechar las tendencias que impone la sociedad, como los mercados de datos. En este contexto -explican desde CEPAL- muchos start-ups y empresas disruptivas adoptaron el modelo de plataforma como una manera de entrar en los mercados. 

El cierre de las brechas digitales y las diferencias tributarias entre empresas tradicionales y plataformas es un gran reto que requiere de esfuerzos multilaterales entre países, ya que las empresas digitales se vieron beneficiadas de las dificultades regulatorias debido al contenido novedoso de sus modelos de negocio. «La complejidad de la economía digital pone de relieve la necesidad de desarrollar normativas que, al mismo tiempo que incentiven el lanzamiento urgente de iniciativas novedosas como los mercados de datos, protejan la privacidad de los usuarios y que fomenten el desarrollo de empresas que utilizan el modelo de plataformas, pero considerando las disparidades sectoriales, regionales e internacionales». 

Como conclusión, desde CEPAL invitan a impulsar la digitalización y el intercambio de datos como parte integral de una política de gobierno y destaca la importancia de la armonización de los marcos normativos, coordinación entre países frente al rápido desarrollo tecnológico y el fortalecimiento de la institucionalidad para enfrentar los retos por delante.

Top