Main Menu

Fintech inclusivas

Read Carefully

Las Fintech crecen como alternativa para llevar servicios financieros a los segmentos más relegados

Se trata de empresas de origen digital, que ofrecen servicios financieros a través de la tecnología y pudieron apalancarse llevando a segmentos no bancarizados o sub bancarizados.  Son consideradas un pilar fundamental para la inclusión financiera, potenciadas por el uso creciente de la tecnología y una fuerte penetración del Smartphone.

Las Fintech se imponen como una alternativa para la promoción y el fomento de la inclusión financiera, con propuestas más flexibles, con mayor capilaridad y tasas más competitivas que las de las instituciones financieras tradicionales. El uso de la tecnología es la piedra basal de estas organizaciones y permite desde la simplificación de procesos para mejorar la experiencia de los usuarios, hasta la utilización de algoritmos, inteligencia artificial y el análisis de grandes volúmenes de datos para validar la identidad y el riesgo crediticio de potenciales clientes, en menor tiempo y sin necesidad de que estos posean una cuenta bancaria.

Muchas de estas empresas ofrecen productos de manera independiente y otro tanto se apoyan en el sistema bancario tradicional, porque necesitan que sus usuarios tengan una allí cuenta o el acceso su historial crediticio. El ecosistema, entonces, es variado en modelos de negocios entre los que se admiten esquemas colaborativos entre Fintech y bancos, bancos que desarrollan sus propias Fintech para poder competir en el mercado y Fintech que ofrecen servicios que, o bien se complementan con los bancarios, o cubren una necesidad donde las instituciones tradicionales no llegan.

Nacieron con el objetivo de democratizar las finanzas a partir de la tecnología e incluir  a todas esas personas que, por las razones que sean, no pueden ingresar al sistema bancario.

Paula Arregui, Senior VP de Producto de Mercado Pago opinó que las Fintech “nacieron con el objetivo de democratizar las finanzas a partir de la tecnología e incluir  a todas esas personas que, por las razones que sean, no pueden ingresar al sistema bancario. Vemos grandes desigualdades en cuanto al acceso al sistema bancario y crediticio formal, por lo que creemos que las Fintechs vienen a ocupar un lugar que estaba desatendido”.  La compañía identifica como destinatarios de sus  servicios a todas las personas que poseen un telefono celuluar (smartphone) en América latina, entre los que se cuentan  comerciantes, vendedores ambulantes, trabajadores autónomos, o usuarios que utilicen la billetera virtual para pagar servicios y hacer compras.

La base de datos Global Findex 2017, desarrollada por el Banco Mundial, destaca que a nivel global, el 69 % de los adultos tiene una cuenta en un banco o un proveedor de dinero móvil. “En los últimos años se han dado pasos importantes en todo el mundo para acercar a las personas a los servicios financieros formales (…) La inclusión financiera permite a las personas ahorrar para atender necesidades familiares, pedir préstamos para respaldar una actividad económica o disponer de reservas para casos de emergencia. (…) Es un paso crucial para reducir tanto la pobreza como la inequidad, y los nuevos datos sobre la propiedad de teléfonos celulares y el acceso a Internet muestran que existen oportunidades sin precedente de usar la tecnología para lograr la inclusión financiera universal”, destacó el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim.

En 2017, en Argentina, sólo el 49% de los adultos estaba bancarizado o sub bancarizado. En Chile y Brasil, el porcentaje alcanza más del 70% de la población.

En esta línea, Javier Buitrago, gerente de Negocios de Billetera Pim, comentó que la inclusión financiera es una de las herramientas destacadas por el Banco Mundial y forma parte de la agenda del G20 para reducir la pobreza. “En Argentina, sólo el 50% de los adultos accede a algún producto bancario, por debajo de la media de la región, y muy lejos de los estándares mundiales. No obstante, en el mundo 2.500 millones de personas no utilizan servicios financieros formales, y el 75 % de los pobres no tienen cuenta bancaria”, enfatizó.

En este escenario, para Buitrago, las FinTechs están redefiniendo la industria financiera a partir de capitalizar la oportunidad de los avances tecnológicos para resolver estos problemas. “Es más, en algunos países estos servicios son tan exitosos que le resuelven en un 100% la necesidad financiera al usuario”.

Radiografía regional del sector

El Global Findex 2017, destaca que en América latina y el Caribe, el 55 % de los adultos tiene un teléfono celular y accede a Internet. Desde 2014, la proporción de adultos que realiza o recibe pagos digitales creció 8 puntos porcentuales en Bolivia, Brasil, Colombia, Haití y Perú. En Argentina, Brasil y Costa Rica, cerca del 20 % de los adultos que tienen cuenta utiliza Internet o el móvil para realizar operaciones con su cuenta, por lo tanto la digitalización del pago de sueldos que hoy se hacen en efectivo, permitiría que hasta 30 millones de adultos no bancarizados, de los cuales casi el 90 % tiene teléfono celular, sean titulares de una cuenta.

En 2017, en Argentina, sólo el 49% de los adultos estaba bancarizado o sub bancarizado (segmento de personas que tiene una cuenta bancaria pero no consume ningún otro servicio) comparado con economías como la de Chile y Brasil, donde el porcentaje alcanza el 74% y 70% de la población respectivamente. En el Informe Ecosistema Fintech Argentino realizado por Accenture, con apoyo de la Cámara Argentina de Fintech, se identifican tres barreras que obstaculizan el avance de la inclusión financiera: el alcance limitado de las instituciones tradicionales para abarcar a todo el país, en el marco de un esquema de sucursales; el análisis de la capacidad financiera de los usuarios y la exigencia de requisitos; y la dificultad de ofrecer servicios asequibles por los altos costos que implica mantener estructuras como la de un banco.

Si bien un 27% del ecosistema local ofrece servicios de pagos y billeteras móviles, y afirma que sólo el 40% de sus clientes tienen una caja de ahorro, tomar medidas para incluir al universo de los no bancarizados resulta vital para seguir creciendo y todo un desafío que parece no tener solución más allá la sinergia entre bancos y Fintech. En esta línea, Nación Servicios, una empresa del Grupo Banco Nación, responsable de la implementación de la tarjeta de transporte público SUBE, lanzó PIM en 2017. Esta billetera móvil permite enviar dinero, pagar cuentas, hacer compras y recargar el celular sin necesidad de tener una cuenta bancaria.

En su estrategia para ofrecer servicios financieros a los usuarios, Mercado Pago ve a los bancos como un aliado, explicó Arregui y agregó que en septiembre lanzaron la funcionalidad de inversión de saldos digitales en Fondos Comunes de Inversión (FCI) mediante la compra de cuotapartes en asociación con el Banco Industrial, que es quien custodia las operaciones. Con este servicio los usuarios podrán invertir el saldo de su billetera digital (desde $2) y rescatarlo cuando desee. Además, junto al Banco Patagonia, lanzaron una tarjeta co-branded para permitir a quienes no tienen cuenta bancaria, comprar en cuotas tanto en tiendas online como físicas.

Vemos grandes desigualdades en cuanto al acceso al sistema bancario y crediticio formal, por lo que creemos que las Fintechs vienen a ocupar un lugar que estaba desatendido.

El apoyo a pymes y comerciantes, también hace parte de la estrategia de inclusión financiera que se canaliza a través de la plataforma de Mercado Crédito, que está operativa en Argentina, México y Brasil. Desde su lanzamiento en 2016 entregaron  más de 100.432 créditos de capital de trabajo a 78.168 vendedores por más de US$ 330 millones. “En Julio colocamos $271 millones a través de la Serie del Fideicomiso Financiero de Mercado Crédito 1. El monto será destinado a préstamos de capital de trabajo para pymes”, agregó Arregui. En mayo, la compañía lanzó la la funcionalidad de pago en tiendas físicas a través del Código QR, que ya ha permitido el procesamiento de 3,5 millones de pagos.

En resonancia con su colega, Buitrago se mostró optimista con el desarrollo de las billeteras digitales y con la oportunidad que presenta el QR para los pagos en comercios minoristas de toda la Argentina. “La gran apuesta para el 2019 es la interoperabilidad entre cuentas bancarias y cuentas de billeteras, que nos va a facilitar la vida a todos los consumidores y va a potenciar la dinámica de pagos digitales con QR en el día a día”.

Openness, una tendencia de cooperación para hacer crecer el ecosistema

Existen una serie de tendencias que facilitan el intercambio entre empresas y la convergencia de tecnologías para promover la generación de nuevos modelos de negocios. La interfaz de programación de aplicaciones (APIs, por sus siglas en inglés) permite la interacción de sistemas de diferentes empresas que pueden establecer un diálogo entre sí, de manera automática. La tendencia está pisando fuerte en el mundo de las Fintech, donde tanto desarrolladores como startups, comparten software con el objetivo de reducir los costos operacionales y del desarrollo de aplicaciones.

En esta línea, Manuel Beaudroit, Director de Marketing de Bitex, la startup argentina que ofrece servicios financieros blockchain, enfatizó que “el openness propone la apertura de la información y la infraestructura con el objetivo de que se puedan generar sinergias entre los diferentes players y por ende más negocios”. El ejecutivo agregó que: “el bitcoin es abierto y público por definición, la tecnología es open source y el blockchain es público y puede ser utilizado por cualquiera”. Bitex tiene sus API´s abiertos y públicos para que todos puedan utilizar el software desarrollado por ellos e implementarlo en su negocio.

Su compañía lanzó recientemente el Programa de Partners Bitex, en Chile, Uruguay, Paraguay y Argentina, con el objetivo de crear una red abierta y colaborativa dirigida a representantes comercial, integradores de tecnología y comunidades. “Existe una demanda creciente de empresas e instituciones financieras que quieren empezar a consumir la tecnología Bitcoin y no tienen claro cómo empezar. Desde Bitex venimos trabajando desde 2014 en brindar una colección de API´s para que sea más fácil consumir esta tecnología y de esta manera tener una tasa de éxito mayor al querer encarar un proyecto de estas características”, mencionó Manuel Beaudroit, Director de Marketing de Bitex.

 Fintech, un modelo de negocio con impacto social

En Argentina PIM está desarrollando algunos proyectos puntuales con impacto social. “Comunidades sin Bancos” es una iniciativa para resolver la lejanía a una sucursal bancaria en algunos pueblos del país. «Tenemos más de 2.000 pueblos y el Banco más grande de Argentina en sucursales es el Banco de la Nación, con casi 700 sucursales. Esto implica que un empresario de la zona, para pagar sueldos, tiene que trabajar con el banco de la localidad más cercana, lejos de su realidad y con complejidades por las distancias. Este año el Ministerio de Trabajo publicó una resolución permite a las empresas pagar sueldos por las billeteras digitales como PIM”, explicó Buitrago. Otro ejemplo en la misma línea es el proyecto “Remesas nacionales” permite a una familia enviar dinero de una provincia a otra en cuestión de segundos y de manera gratuita o la posibilidad de cobrar las prestaciones y programas de Anses.

Top