Main Menu

¿Conoces a Tom Szaky?

Read Carefully

Un empresario Sub40 que con sus ideas innovadoras está reescribiendo el vínculo empresa – consumidor – planeta tierra. «El uso individual es el pecado original de la basura» afirma y propone sistemas de consumo que ya están revolucionando el mercado.

«La basura es una oportunidad y para ver la magia que existe, debes de verlo con nuevos ojos y darte cuenta que es un negocio» decía Tom Szaky en una entrevista en 2016. Y es justamente esa magia que identificó en los residuos, sumado a una gran energía por emprender, lo que llevó a este joven húngaro en 2001 -con tan solo 19 años- a crear Terra Cycle, una empresa que hoy está presente en 21 países y se posiciona como líder en el área. ¿Cómo lo logró? Lo innovador en este caso, fue el modelo comercial que creó. Se basa en un programa voluntario de recolección en la vía pública de desechos no reciclables. Para ello se asoció con marcas que organizaron o financiaron campañas de recolección. Los consumidores que reciclaron fueron recompensados con puntos que podrían convertirse en dólares y donarse a organizaciones benéficas. Así, muchos de los desechos que se recolectaron fueron tratados y aquellos materiales no reciclables, se convirtieron en productos.

Su conciencia ambiental comenzó a una edad temprana. A los cuatro años, dejó su hogar en Hungría después del desastre de Chernobyl para emigrar junto a su familia a Canadá, donde creció en Toronto. El fuerte movimiento conservacionista que allí se respiraba, fue lo que despertó su interés en el ambientalismo. Según Skazy ha comentado en diversas publicaciones, allí también comenzó su fascinación por el concepto de reciclaje al ver las cosas «asombrosas» que la gente desechaba.

El nombre elegido para la empresa logra poner en palabras el objetivo que Skazy se propuso. Surge de la conjunción de las palabras Tierra y Ciclo, haciendo énfasis en la idea circular que recorren los desechos y trasladando, además, la sabiduría de la naturaleza en la vida de los seres humanos. «La Naturaleza ha desarrollado sistemas que reponen de manera orgánica y simple los insumos, es decir no se generan desperdicios, todo se aprovecha en cada uno de los ciclos. Por otro lado, los humanos hemos desarrollado un sistema de consumismo que se ha multiplicado en los últimos 100 años, en los que consumimos 10 veces más y somos 700% más personas» explica el empresario.

Esta filosofía es la que guía a la empresa en toda su estrategia y está extensamente desarrollada en la web institucional. Allí explican que «La basura no existe en la naturaleza. En un sistema natural, cualquier residuo generado por un organismo se convierte en un aporte a otro organismo» y eso es lo que replican desde Terra Cycle con un impacto considerable. Hasta la fecha, más de 202 millones personas están recogiendo en 21 países miles de millones de piezas. Así, se han podido donar más de 44 millones de dólares para obras sociales en todo el mundo.

En diversas presentaciones Skazy ha dejado en claro cual es, a su entender, el foco del problema en torno a los residuos.  «Al mirar la causa fundamental de la basura, nosotros como consumidores llevamos una gran parte de la responsabilidad. La basura se basa en el consumo individual. Si no compramos algo nunca puede convertirse en basura». Los datos obviamente avalan su postura, si se tiene en cuenta que durante los pasados 100 años, la cantidad de basura que ha generado la humanidad se ha visto incrementada en casi un 10.000%. De este brutal porcentaje, se estima que un 25% termina en los océanos. En esta situación crítica, el reciclaje resulta insuficiente. Según Skazy es, en definitiva, «un síntoma de desperdicio, es una solución a corto plazo» 

De lo lineal a lo circular

A principios de este año, en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, el empresario lanzó otra iniciativa que sin duda marca una nueva etapa en esta lucha desigual -y a contrarreloj- que está liderando para ganarle a la contaminación. Se trata de Loop, una plataforma de comercio electrónico circular donde se ofrecerán bienes de consumo, que serán entregados en envases retornables sostenibles. Después de su uso, un transportista recuperará los contenedores. Se limpiarán y reutilizarán «hasta cien veces» antes de ser reciclados.  El objetivo: eliminar el desperdicio.

La comunidad empresarial recibió con los brazos abiertos esta iniciativa, ya que se han sumado gigantes como Procter & Gamble, Nestlé, PepsiCo, Unilever, Danone, Carrefour. De este modo, una vez más Skazy avanza un paso adelante, marcando el paso a los demás empresarios hacia un mundo más sustentable.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top